El Estado destina 5.800 millones para ayudas a la rehabilitación de vivienda en España

Para poder optar a subvención, el nuevo Plan de Ayudas para la Rehabilitación de Vivienda, exige un ahorro energético de al menos, el 30%.

El llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, con una inversión de 72.000 millones proveniente de fondos europeos, contemplará ayudas para la rehabilitación de viviendas en nuestro país, según las cuáles, el propietario de un inmueble a rehabilitar, obtendrá entre el 35% y el 100% del coste de las obras de mejora del edificio. Con 5.800 millones destinados a diferentes programas de rehabilitación y la atención puesta en el nivel de eficiencia energética, es una de las propuestas principales del plan que ha sido supervisado este martes 13 de Abril por la comisión interministerial de seguimiento y que ha sido presentado hoy, miércoles 14 de Abril, por Pedro Sánchez en el Congreso.

La mayor parte del dinero para rehabilitación, un 70% de la partida prevista, se va a destinar a vivienda. El otro 30% restante, irá destinado a la mejora de algunos edificios públicos y quedará repartido entre partes iguales, por un lado, la Administración General del Estado y, por otro, ayuntamientos y CCAA.

rehabilitación de fachada de edifcio en Madrid

Se han destinado 5.800 millones a programas de rehabilitación, el 70% irá destinado a vivienda, el otro 30% a la mejora de edificios públicos

Las Comunidades Autónomas que tienen las competencias en vivienda, serán las responsables de activar los programas concretos para que las ayudas de rehabilitación puedan llegar a los propietarios a partir de las instrucciones  que queden establecidas por el Ejecutivo.

El Gobierno considera tres grandes ramas:

  • Por un lado, el ya existente Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE), que Transición Ecológica puso en marcha en 2020 con una asignación de 300 millones. Este programa se recogerá en el plan de recuperación dado que, las ayudas europeas permitían incluir actuaciones en marcha.
  • Por otro lado, el que se enfoca en el reto demográfico y se dedicará a poblaciones de menos de 5.000 habitantes.
  • Por último, el de carácter general para municipios más grandes. Este es el que tendrá asignados más fondos. A su vez, contempla diversas actuaciones en función de la escala de la obra de rehabilitación, por ejemplo: permitirá realizar obras de rehabilitación en edificios o en barrios enteros. En función del coste de la obra y el ahorro energético que pueda suponer, en los en edificios, normalmente comunidades de propietarios, las subvenciones irán del 35% al 70% sobre el presupuesto total de la obra.

Para incentivar a los propietarios para realizar la obra, recibirán mas financiación aquellos proyectos en los cuales el gasto de la reforma pudiera tardar más en amortizarse con lo que más tarde se llegará a ahorrar en las facturas de suministros.

trabajador realizando la rehabilitación de la fachada de un edificio

Los municipios más grande recibirán el grueso de los fondos, aquellas obras que más tarden en amortizarse recibirán mayor financiación

La exigencia de ahorro energético mínimo para obtener estas subvenciones, deberá ser de al menos el 30%. Es el mínimo establecido por Europa para conceder las ayudas. La propia Comisión solo concede el grado de rehabilitación profunda para la ayuda, cuando el ahorro energético que se va a obtener, supera el 60%. La ayuda para rehabilitación incluirá instalaciones de paneles solares, ventanas o fachadas: pero también se podrán realizar mejoras para la accesibilidad como, por ejemplo: la instalación de ascensores.

La exigencia mínima de ahorro energético para optar a subvención de rehabilitación de vivienda es de el 30%

Aquellos proyectos sobre la rehabilitación de barrios enteros, que no solo consideren mejoras en edificios sino también del entorno urbano, las ayudas podrán llegar a estar entre el 70% y el 100% sobre el coste total de la obra. La subvención máxima, está pensada para áreas urbanas con perfiles de exclusión social y que, además, no haya posibilidad de financiar una parte mediante las compañías energéticas. Estas organizaciones van a poder financiar la parte no subvencionada de la obra con cargo al ahorro que luego se conseguirá. Es decir, que esta cantidad financiada se pagaría poco a poco en la factura.

Si el proyecto de rehabilitación de barrios considera también el entorno urbano, las ayudas estarán entre el 70% y el 100% del coste total

El Ejecutivo ha previsto que las empresas de construcción, las compañías energéticas o incluso los bancos llegan a asociarse y a tramitar los proyectos conjuntamente, incluyendo: planificación, obra y la gestión de las subvenciones. Así los propietarios solo se harían cargo económicamente de la parte que les corresponde y de nada mas. Esto ayudará a la agilización de los planes y puede permitir que se hagan a mayor escala.

La subvención máxima de rehabilitación de vivienda está pensada para aquellos barrios que se encuentren en riesgo de exclusión social

A parte de las ayudas directas, también está sobre la mesa, recuperar las deducciones fiscales por obra de rehabilitación. Estas deducciones podrían llegar a ser de un 30%, si la obra logra un determinado ahorro energético y alcanzarían el 60% si con los trabajos se logra mejorar la calificación energética de la vivienda (según el baremo de siete letras).

Deja un comentario